5.17.2009

Equilibrio horizontal y vertical; la ciudad.

[ Alejandro Carrillo R. ]
Actualmente surge como tema de muchas de las crecientes ciudades, la orientación que estas deben tomar; existe la variante entre lo que es la ciudad compacta, en contra de la ciudad dispersa.
El rápido crecimiento que han tenido las ciudades, la producción en serie de viviendas horizontales, la limitada cantidad y calidad de vialidades y de medios masivos de transporte público obliga a generar un nuevo tipo de reto arquitectónico, que es el edificio vertical. Pero para adquirir una solución completa, el equilibrio entre la construcción en horizontal, y la construcción en vertical, puede ser sin duda la mejor alternativa para evitar ciudades dispersas, difíciles de habitar.

Si se regula, y se opta por este equilibrio, se reduce considerablemente la cantidad de espacio. Espacio que debe ser, necesariamente destinado a áreas verdes, y por supuesto, a la ampliación y óptima adecuación de las vialidades. Al no tener solamente construcciones en vertical, de grandes alturas, grandes volúmenes, y de gran peso, no se compromete tanto la integridad y soporte del suelo utilizado; y al no tener puras construcciones en horizontal se evita una ciudad dispersa, difícil de controlar, con complicaciones en sus vialidades y largos trayectos dentro de la misma.
Se hace hincapié en que la integración de éste modelo no aportará toda la solución requerida. Se debe actuar también en la calidad de las vialidades, respetar las legislaciones correspondientes en cuanto a la ubicación de las construcciones de grandes alturas, y las horizontales, respetar los espacios destinados para otras actividades.
Integrando actualmente, además, a la teoría de las micro-ciudades, se puede reducir al máximo la necesidad de que el usuario tenga que salir a otra parte, ya sea a ir de compras, ir al cine, e inclusive, salir a trabajar, entre muchas otras opciones que este tipo de edificaciones ofrece; que, ante las crecientes y gigantescas zonas urbanas, es una excelente alternativa a los grandes trayectos, y los problemas que esto trae consigo.
Hoy en día se habla de ciudades de millones de habitantes, que ocupan extensiones enormes que en ocasiones rebasan los límites de municipios y provincias, es el momento de ejecutar soluciones que permitan el correcto funcionamiento de estas ciudades. Ejemplo a notar es la ciudad de México (la segunda ciudad más poblada del mundo sólo después de Tokio, pero que por su carácter centralizado es considerada la ciudad más grande del mundo), que, dadas las enormes dimensiones que ya ocupa, ha comenzado a adoptar el modelo de las micro-ciudades, y de medios masivos de transporte alternativos, como lo es el Metrobus.

Fotografía: Vista aerea de la Ciudad de México / Archivo.

1 comentario:

Piedad dijo...

Hace tiempo que me eh dado cuenta que en Querétaro las casas de interes social se comenzaron a reproducir como si fueran puestas en maquinas copiadoras y luego esparcidas en suelo virgen de Querétaro expandiendose como una bomba para... bueno... para todos lados.
Por lo tanto por lo menos aqui, no hay equilibrio horizontal y vertical, pero mas aun, no hay equilibrio en la produccion ni en el mantenimiento, se producen cientos de casas muchas permanecen vacias por meses o años, para cuando se ocupan todas esa colonia ya esta en deterioro y se ve vieja; ahora todos buscan un nuevo lugar, dejando muchos inmuebles que no son habitados. Yo eh visto algunos derrumbandose en el centro, algunos edificios con departamentos vacios, y en complejos nuevos casas esperando familias pues ya han sido construidos en masa 6 meses antes. La solucion: ARQUITECTURA