6.27.2009

Lo más importante de la casa; baños, cocinas y clósets.

[ Alejandro Carrillo R. ]

Al diseñar viviendas, el arquitecto se enfrenta al reto que implican las necesidades del cliente, pero siempre debe considerar, qué es lo que hace de un espacio una vivienda. Cada espacio representa un reto; pero qué de aquellos espacios que pueden lograr hacer una estadía más agradable y confortable, ofrecer una mejor calidad de vida. La vida se mueve cada vez más rápido, hay que agilizar el tiempo, optimizar el trabajo de cada día, aprovechar cada instante; y es el correcto diseño, de tan sólo algunos de los espacios más cruciales de la casa, como lo son la cocina, el baño y el clóset, lo que puede permitir sin duda que esta agilidad que ha adquirido la vida sea aprovechada al máximo.

‘La casa es un espacio para vivir, y la cocina y el baño son, sin duda, los lugares donde la vida se hace más intensa y agradable.’ –Marcel Benedito, director de la revista española Casa Viva Cocinas + Baños.

México es un país en el que normalmente no se maneja el diseño integral de cocinas, baños y clósets desde el inicio del proyecto, sino que, el arquitecto incorpora los elementos más simples y/o ya prefabricados, o el simple hueco para el espacio; hasta que el cliente es quien se atiene a contratar el diseño de éstos, posterior a la construcción, y por separado del equipo que construyó la casa.

Pensar en que, el diseño íntegro de una cocina, puede ofrecer la máxima funcionalidad en cuanto espacios para guardar utensilios, disponer los electrodomésticos necesarios de la mejor manera, e inclusive, incorporar el desayunador o el comedor; pensar en que al diseñar óptimamente un clóset, se puede eliminar la necesidad de colocar burós, cajoneras, colocar muebles para la televisión, o percheros; pensar en el diseño de un baño, como aquél espacio que ofrecerá el máximo confort y relajación en la limpieza, simplemente al disponer correctamente los muebles, y colocar aquéllos que pueden garantizar una experiencia distinta.

El funcionalismo, y la integración de espacios, que hacen de una vivienda, lo más autónoma posible, son necesarios ante las circunstancias del mundo actual en que nos encontramos (el precio de la vida, las dificultades para salir de casa, seguridad). Jamás hay que olvidar el significado original de una vivienda. Existen espacios que requieren simplemente de una decoración para incrementar su belleza, pero la cocina, el baño y el clóset son espacios que tienen la capacidad de no requerirla para tenerla.

Ya no estamos en tiempos, en los que nuestro cliente debe contratar servicios adicionales para que se le diseñen espacios, espacios que quizá vayan a ser diseñados muy lejos del concepto original del proyecto, espacios que nosotros como arquitectos debimos haber diseñado óptimamente desde el inicio. Al ofrecer estos servicios en conjunto, además de la congruencia conceptual que adquiere la vivienda, se adquiere una mayor calidad y funcionalidad, y porqué no, un costo menor.


Imágenes: sin créditos.

No hay comentarios.: