9.10.2009

La domótica a través de los siglos.

[ Alejandro Carrillo R. ]

¿Qué es la domótica? Palabra que se escucha bonito, y que seguramente hemos escuchado con anterioridad. La domótica se interpreta como la automatización de sistemas de una vivienda. Es importante aclarar que el término domótica sólo aplica a viviendas, en oficinas, el término correcto es inmótica. Ahora bien, qué quiere decir todo esto, la automatización de sistemas indica que existirá un control asistido eléctrica, mecánica o digitalmente para el control de la electricidad, la seguridad y las comunicaciones de la casa, entre muchos otros avances que se realizan al grado en que hoy prácticamente una casa podría cepillarte los dientes. Todo esto, mediante botones, palancas o pantallas de computador táctiles.

Es un término que, independientemente de su significado, es obligatorio el hecho de ser aplicado hoy en día para el diseño de viviendas. Y si se hace un análisis retrospectivo, como lo pretendo hacer, podremos darnos cuenta de que la domótica ha existido desde siempre.

Y comienzo desde la época de las cavernas, el traslado del hombre de ese entonces a las primeras viviendas en un afán de ser él el que decidiera dónde y cómo habitar, que incluye a los primeros diseños de techos en pendiente para desplazar el agua y de ventanas para permitir el paso de la luz, que quizá inconscientemente o sin esos objetivos representan ejemplos iniciales de domótica. Siguiendo con los palafitos, obras increíbles que optimizan la utilización del agua, como agente de vida y de seguridad. Apoyados sobre pilares o simples estacas y construidos sobre las orillas de lagos y ríos, estas viviendas han aparecido desde África hasta lo que es América Latina.

La invención de puertas, y más tarde de las cerraduras para garantizarle una mayor seguridad a la vivienda sin omitir la integración de cristales en las ventanas, resguardando el hogar, manteniendo su temperatura, su limpieza y su seguridad. Desde Roma se podía apreciar la invención de la puerta, que no desempeñaba una función distinta a la de hoy, aunque actualmente es capaz de ofrecer más protección, de acuerdo a los peligros presentes, desde robos, hasta seguridad en un área de trabajo ante materiales o sustancias peligrosas. A lo que le sigue la colocación de muros altos y protecciones para dar aún más seguridad y proteger la casa frente a otras personas o animales.

La integración a la vivienda de baños y cocinas, para abastecer las necesidades humanas, que indiscutiblemente han sido un gran acierto, sobretodo en la autosuficiencia que le dan a la vivienda. La colocación de desagües y canales en los pretiles para trasladar el agua acumulada, característica bastante visible en la arquitectura hispana. Y qué tal del realmente impresionante sistema de canales y acueductos para abastecer de agua potable y trasladar las aguas negras de la antigua Roma, desde muchísimos años antes.

Los sistemas más actuales, que van desde la integración de instalaciones hidráulicas y sanitarias hasta la instalación eléctrica. La integración del timbre y del interfono para entablar una comunicación y un acceso seguro a la casa. Más reciente, la inserción de instalaciones de televisión y cable, ante las demandas de comunicación actuales. Y qué decir de la invención de la escalera, que además de permitir la comunicación, permite el traslado con confort, y que posteriormente evolucionaría en el elevador y en las escaleras eléctricas. Instrumentos que además han sido los que han permitido la creación de edificios de grandes alturas y muchos niveles, un enorme mérito y un enorme avance es lo que han permitido.

‘La evolución de los materiales, más resistentes, más durables, térmicos, fríos, traslúcidos, en fin…’

Pienso que la domótica inclusive pudiera ser representada en espacios que se han ido integrando a la vivienda. Ya hice mención de la cocina y el baño, pero inclusive lo que es el estudio para el trabajo, la bodega y el clóset para almacenar y hasta la sala como espacio de reunión y encuentro. Principios que en conjunción, muchos arquitectos han denominado la –casa-taller-. Y no sólo eso, también la domótica radica en los muebles, puesto que muchas veces existe mobiliario que es capaz de automatizar, simplificar y funcionar de una manera bastante útil e inteligente.

Creo que aún se me escapan demasiados inventos, objetos y espacios que integran a la vivienda que innegablemente son domótica. Hoy en día el énfasis de la domótica radica en ofrecer sistemas de ahorro energético, confort, seguridad y comunicaciones. Pero como podemos darnos cuenta son sistemas que han existido desde siempre, a lo que sólo encuentro que el arquitecto tiene la responsabilidad de integrar estos nuevos y cambiantes sistemas para continuar con la evolución de los mismos, tal y como se ha llevado a cabo históricamente.


Agradecemos a DiLARTEC® por permitir la utilización de sus imágenes en este artículo.

2 comentarios:

Formación Domótica dijo...

Muy buen artículo Alejandro :) Cierto es que todo comenzó en relación a la seguridad y el ahorro energético pero hay otra parte más reciente de la domotica que para mi es fundamental, como las viviendas adaptadas que dan mayor autonomía a personas con dificultades de movilidad. Lo bueno de la domótica es que sea cual sea su aplicación, siempre son ventajas.

Editorial Hecho en Sitio dijo...

Gracias por sus comentarios Formación Domótica. Creo que la mejor manera de ampliar las ventajas que esto nos ofrece, es seguir incorporándolas al diseño de los proyectos arquitectónicos. Me parece interesante la domótica dedicada a mejorar la autonomía de personas con dificultades de movilidad.
Saludos. [ Alejandro Carrillo Romano ]