3.06.2010

La controversia que se ha vuelto Zibatá.

[ Alejandro Carrillo R. ]

Desde mediados del año pasado, se celebra en el municipio de El Marqués (Querétaro, México), lo que se considera el megaproyecto más ambicioso de los últimos años en el país. En el complejo denominado Zibatá (que en Otomí significa Visto desde arriba o desde la montaña), se han autorizado desarrollos habitacionales de interés medio con una densidad máxima de población de 400 hab./Ha., con comercios y servicios de alta competitividad, campo de golf y town center en una superficie de 4´576,666.832 m2 (casi 5 mil ha., aunque oficialmente se anuncian sólo poco más de 1,200 ha.), que se prevén terminar durante los próximos 15 años.

Y como todo gran proyecto, ha generado gran controversia en temas de diversa índole. En este artículo, recopilamos la información que se ha venido publicando en ambos bandos, sobre el desarrollo de Zibatá. Esperemos lo disfruten y compartan su opinión.


¿Comunidad planeada?
En publicación de El Diario de Querétaro, se dice: Zibatá contempla, además de fraccionamientos de diferentes categorías, centros comerciales, campos de golf y zonas ecológicas para la preservación de miles de especies, entre las que ya se han catalogado algunos cactus de más de 300 años.

Zibatá es el gran sueño del Doctor Juan David Mena y José Olescowsky, que ya han dejado testimonio de su visión emprendedora en los desarrollos de Cumbres del Lago, Cumbres del Cimatario, El Refugio, Juriquilla Santa Fe y El Mirador, además de su incursión en el mercado empresarial con el Parque Industrial Querétaro.

“La antigua ciudad de Querétaro, sin considerar conurbaciones, se extiende en algo así como tres mil hectáreas. Zibatá representa la mitad de ese territorio. Es el Querétaro de mañana” –comentó el Doctor Mena.

Ahora, de acuerdo con palabras de la coordinadora del consejo ciudadano para el medio ambiente en el municipio de Querétaro, América Vizcaíno Sahagún, publicadas en Libertad de Palabra, sostuvo: “Zibatá es un proyecto que se autorizó en una zona de protección ecológica, con una densidad forestal del 100 por ciento, y que va a tener una perdida en biodiversidad, en servicios públicos y sobre todo en impacto hidrológico en la ciudad”.

La ambientalista advirtió que el daño será mayúsculo: “Son 600 hectáreas que se van a devastar para plancharlas con cemento concreto y asfalto, los escurrimientos que vienen de allá bajan a la ciudad”, alertó.

La representante de los especialistas del medio ambiente del Consejo de Participación Ciudadana, expuso que el problema no se limita solamente a la perdida de flora y fauna en esa zona, sino que esa es un área de recarga para los mantos acuíferos.

Ante el apoyo del gobierno hacia las inmobiliarias, la representante ciudadana expuso que “ya no podemos seguir financiando al desarrollo inmobiliario a costo del deterioro de la ciudad y a costo de los impuestos de los contribuyentes”.

Sin embargo, con la autorización para edificar “Zibatá” en un área verde y con dos vialidades que conectan ese desarrollo con la ciudad (El Anillo Vial Fray Junípero Serra, y el Circuito Universidades), DRT (Desarrollos Turísticos Residenciales) lleva tiempo “planchando” los cerros con sus máquinas y vendiendo lotes en la zona, donde sólo se ven montones de árboles y biznagas destrozadas.

Para esto, en abril del 2009, el entonces director de Desarrollo Sustentable en esa localidad, Arturo Sibaja, dijo que hasta el momento la autoridad municipal está revisando para su autorización los dictámenes de Uso de Suelo; el Visto Bueno al Proyecto de lotificación así como Licencia de Ejecución de Obras de Urbanización y Venta Provisional de Lotes de la totalidad del fraccionamiento.

Precisó que la propuesta obedece a la normatividad en cuanto a los usos de suelo se refiere y, agregó, que "en todo momento, desde el inicio de la actual administración, se han gestionado este tipo de inversiones que sirven para darle un nuevo rostro al municipio. En este caso, dijo, se trata de la ciudad de Zibatá, un proyecto urbano con más de mil 500 hectáreas de terreno como lo ha dicho el doctor Víctor David Mena, director de la empresa "Desarrollos Residenciales Turísticos" que deberá convertirse en nuevas alternativas para el desarrollo de las familias y de los habitantes de todas las comunidades de El Marqués y especialmente en Chichimequillas.

"Será Zibatá la ciudad más importante a nivel nacional en los próximos 10 ó 12 años y, seguramente, servirá de prototipo de lo que debe ser el desarrollo urbano en las sociedades modernas"- comentó Arturo Sibaja.


¿Lo imposible posible?
De acuerdo a lo publicado por Eric Pacheco Beltrán en Libertad de Palabra, los empresarios de DRT (Desarrollos Residenciales Turísticos), presumían que una de las fuentes de agua que tendría el fraccionamiento “Zibatá”, al oriente de la ciudad, sería el proyecto hidráulico “Acueducto II”.

“Hoy por hoy tenemos 3 pozos (en Zibatá) que alimentan a unos tanques elevados donde está concentrándose el agua y en un futuro cuando esté listo el Acueducto II, seguramente dejaremos de extraer el agua del acuífero y ocuparemos el agua de Acueducto II”, declaró el Doctor Víctor David Mena.

La intención de tomar el agua de “Acueducto II” por parte de DRT, obedece a que la llamada “ciudad planeada” tiene el agua garantizada solamente para una tercera parte de la gente a la que le esperan vender un lote en ese desarrollo inmobiliario.

Al respecto, el nuevo vocal ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Sergio Lostanou Velarde, sostuvo que ni una gota de agua de Acueducto II terminará en Zibatá, porque advirtió que son los empresarios de Zibatá quienes tienen que conseguir su propia fuente de abastecimiento.

“El agua de Acueducto II es para la ciudad de Querétaro y su zona conurbada, no para nuevos fraccionamientos y en especial de Zibatá les ordenamos que quitaran los logotipos de Acueducto II, porque ninguna gota de agua (de Acueducto II) es para ellos”.

Para Sergio Lostanou el desarrollo inmobiliario “Zibatá”, que recibirá en 25 años alrededor de 150 mil personas, tiene que apegarse a la Ley y adquirir concesiones de pozos de agua con agricultores de la zona para cambiar su uso de agrícola a urbano y poder explotarlas.

Y es que insistió que el agua de “Acueducto II” es para la ciudad y entrará a través de acuaférico. “Esa agua entra a la ciudad a través del acuaférico, por un tiempo suspenderemos la operación de pozos, con la idea de empezar a estabilizar el acuífero”, confirmó.

Acueducto II, es un proyecto que traerá mil 500 litros por segundo de agua desde Cadereyta, a 108 kilómetros de la ciudad.

De acuerdo a fuertes declaraciones y opiniones puestas en Kauri89’s Blog: “Que las personas tengan derecho a una vivienda decente y que tengan oportunidad a reserva territorial es en lo que se escudan las autoridades para sostener que el hecho de que se estén haciendo viviendas en esas partes del estado es correcto, pues ayudara al desarrollo de las personas.

Sin embargo la mayoría de las personas de clase media no tendrán oportunidad de adquirir un terreno en el fraccionamiento Zibatá pues el terreno más pequeño que estos ofrecen es de 128 a 140 metros cuadrados sin construcción y tiene un costo de alrededor de 200 mil pesos.

La clase media, en nuestro país, a lo que aspira a comprar por ese precio es un terreno el cual ya tenga construcción con posibilidades de ampliación y que este en una zona más o menos confortable para su familia.”

Conclusiones.
Si bien no se puede ser juez y parte, sólo puedo concluir, que por un lado, la inversión y creación de estrategias urbanísticas se está dando de una manera planeada y con visión a futuro, no se puede omitir que este y muchos otros proyectos, no hacen más que promover que la ciudad de Santiago de Querétaro se haga aún más dispersa, hacia otros municipios donde la legislación cambia, y que dicho sea de paso, se deshace de las áreas naturales que nos quedan.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

aqui el gobierno esta en contubernio con las constructoras, en el fraccionamiento el mirador nos dejan sin agua por muchos dias seguidos y los habitantes no tienen ni a quien acudir pues no se ha entregado el fraccionamiento a la CEA y no hay tampoco forma de apresurar a DRT a entregar pues si se quieren tardar 20 anos en entregar lo pueden hacer y municipio los solapa.
y mientras los habitantes sin agua.

Anónimo dijo...

Yo mañana doy el enganche para un lote de 188m2 en acacia en zibatá. Si lo que vislumbra mi mente va bien, viviré dentro de una película. ¿Quién hará la música incidental?

Anónimo dijo...

Sigamos siendo infieles, teniendo muchas mujeres e hijos por doquier y luego sigamos quejándonos de la explosión demográfica.

Unknown dijo...

Zibata Práctica de Golf:
Fui únicamente a la práctica de Golf a conocerla y a tirar una bolas, el costo de las pelotas para practicar es similar al de otras prácticas de Golf o Driving Range, pero en lleve la desagradable sorpresa que al querer utilizar el Putting Green me comentó el encargado que había que pagar, según el tiempo que lo fuera a utilizar, hagame usted el favor!!!
Llevó practicando el deoorte serca de 45 años y jamás había escuchado de una práctica de Golf en la que tuvieras que pagar por usar el Putting Green,
Claro este que estas gentes no tienen de como de maneja el negocio del Golf y por eso es que sólo el pinche fútbol tiene éxito en este país!!!

Jose Alfredo dijo...

Por eso es necesario leer. Es bien sabido que el campo de Golf de Zibatá es público sin membresía, lo que da pie a que se cobre por tiempo de uso. Eso lo sé y jamás he ido al campo. A lo que voy, es muy fácil desprestigiar pero primero hay que informarse antes de crear falsas expectativas. Todo lo anterior sin ánimo de ofender a nadie.