12.18.2012

Concurso para estudiantes: Camelot Research & Visitors Center.


Camelot fue el lugar donde durante las épocas más oscuras de Gran Bretaña, Arturo y los caballeros de la Mesa Redonda lucharon para salvar al reino de los ataques de los ejércitos bárbaros. Fue donde cuanto toda esperanza había sido perdida y las cuatro principales ciudades del reino habían sido saqueadas Arturo y sus seguidores plantaron cara a sus enemigos y restablecieron la esperanza de una nación que vagaba a la deriva. Fue donde cuando un país de gente vulnerable necesitó un héroe, encontró uno.

Camelot nos recuerda todas aquellas leyendas que nos enseñaron tantos valores cuando éramos niños y que nos siguen inspirando aun cuando ya no somos tan niños; las batallas ganadas, la búsqueda del Santo Grial, los poderes del mago Merlín, la magia de Excalibur, el dolor de ver como Guinevera abandonaba a Arturo para caer en los brazos de su cercano amigo, Sir Lancelot…

Pero una pregunta persigue a todas estas leyendas, algo que todos los historiadores, estudiosos y entusiastas de la Inglaterra medieval han debatido a lo largo de los años; ¿Realmente existieron alguna vez Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda? ¿Existió aquel lugar conocido como Camelot?

Y aquí es cuando ARCHmedium entra en juego.

Con los recursos y la tecnología de la que se dispone a día de hoy los científicos e historiadores pueden debatir esta cuestión hoy más que nunca, pero muchas veces los objetos y materiales que necesitan ser estudiados se encuentran dispersos o en paraderos desconocidos. Libros centenarios se encuentran escondidos en monasterios, las reliquias están perdidas entre las ruinas de abadías lejanas e incluso muchas de ellas han llegado al mercado negro de antigüedades haciendo aún más complicada la labor.

La historia necesita de nuestra ayuda. Es hora de crear un centro de investigación y entrenamiento donde todos estos libros, textos, pinturas, poemas, obras de teatro, reliquias de otra época y todo lo relacionado con la literatura y cultura medieval puedan vivir bajo un mismo techo. Un lugar donde los historiadores puedan continuar su labor de investigación, donde las familias puedan llevar a sus hijos, donde todo aquel que alguna vez haya caído bajo los hechizos del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda, o las historias de Beowulf, los Cuentos de Canterbury, Tristan e Isolta o cualquiera de los centenares de obras maestras de la literatura de la época medieval, puedan acercarse a rememorar aquellos tiempos remotos donde el valor era indispensable para salir a recorrer mundo y la palabra de un hombre iba respaldada con su vida.

Ha llegado la hora de reconstruir Camelot, y que mejor lugar para ubicar este centro de estudios y entrenamiento que el mismo lugar donde se cree que una vez se alzó el legendario castillo de Camelot.

PROPUESTA
En esta ocasión el reto al que se enfrenta consiste en diseñar un centro de investigación y entrenamiento equipado con la más avanzada tecnología en materia de conservación y restauración de manuscritos antiguos, ubicado en South Cadbury en la campiña inglesa, en el mismo lugar que se cree inspiró la leyenda de Camelot y el Rey Arturo.

El centro cumplirá dos funciones principales, la de centro de visitantes para todo aquel que quiera acercarse a aprender sobre la Inglaterra medieval y la de centro de estudio y conservación de todos los manuscritos y reliquias de la época. Aunque sea la leyenda del Rey Arturo la que le dé nombre el centro también acogerá otros cientos de manuscritos medievales, sin importa quienes sean sus protagonistas.

South Cadbury es un típico pueblo de la campiña inglesa, lleno de granjeros y gente trabajadora, con construcciones de piedra, caminos embarrados y algún que otro pub donde los vecinos se reúnen a beber cerveza después de un duro día de trabajo. Se trata de un pueblo tranquilo y humilde, donde hace varios siglos se forjó una leyenda.

Fue a las afueras de este pequeño pueblo, sobre una colina aparentemente sin importancia, donde se alzó en su día el castillo de Cadbury, o según cuenta la leyenda, el castillo de Camelot.

El Camelot Research & Visitors Center (CRVC) estará equipado con la última tecnología en materia de conservación, almacenamiento y restauración de manuscritos antiguos, muchos de los cuales pueden tener más de mil años de antigüedad. Será a la vez centro de investigación, museo y centro de visitantes para turistas y curiosos. Uno de los puntos clave del proyecto será pues saber combinar estos distintos usos para que convivan dentro del mismo proyecto sin que las distintas necesidades de cada uno de ellos entren en conflicto.

Con la ciudad de Bristol a menos de una hora en coche del lugar, y con dos capitales como Londres (Inglaterra) y Cardiff (Gales) a menos de dos horas y media de trayecto el CRVC será el lugar ideal para atraer a gente en escapadas de un día desde las grandes ciudades. Un lugar idílico para que las familias pasen el día, coman y disfruten de un paisaje extraordinario mientras aprenden un poco más sobre las leyendas que allí residen, para luego volver a sus casas u hoteles urbanos antes del anochecer.

El CRVC será un edificio icónico que pasará a la historia ligado siempre a la leyenda del Rey Arturo.
Es hora de reconstruir Camelot ¿aceptas el reto?

EMPLAZAMIENTO
A las afueras del poblado de South Cadbury se encuentra una colina muy particular con una gran semiplano en la cumbre, donde según los historiadores una vez estuvo el castillo de Cadbury, aquel que se cree fue la corte del Rey Arturo.

En la actualidad el castillo has sido completamente destruido y no queda prácticamente rastro de la construcción que un día ocupó el lugar, salvo por algunos restos de la muralla exterior que fortificaba al castillo y sus edificios adyacentes.

La topografía del terreno, con pendientes pronunciadas por todos sus lados y un único punto de acceso claro desde la carretera principal hacían de este emplazamiento un lugar muy apropiado para una corte por la facilidad de ser defendido. Las vistas panorámicas de las que se pueden disfrutar desde lo alto de la colina permitían divisar a ejércitos enemigos acercándose horas antes de que llegasen.

A día de hoy la componente de defensa probablemente ya no sea tan importante, sin embargo las vistas sobre la campiña inglesa siguen siendo mágicas, y por eso la cima de esta colina ha sido el lugar elegido para ubicar el CRVC.


+ info: Bases, ARCHmedium.

No hay comentarios.: