1.19.2016

Las esculturas metálicas de Anthony Caro toman la bodega CVNE

Ø  Contemporáneo de Chillida y Tàpies, Anthony Caro es uno de los escultores británicos más influyentes.
Ø  La muestra denominada “CARO at CVNE” reúne más de una veintena de piezas del artista y podrá visitarse del 16 de marzo al 16 de octubre en la bodega de La Rioja.
Ø  La exposición refleja las distintas etapas del trabajo del escultor, desde finales de los 70 hasta sus últimas creaciones, en las que se observa su característico ensamblaje de objetos industriales.
Ø  La muestra no se limitará al interior de una nave, sino que las esculturas invadirán también los exteriores de la bodega.
Ø  Se trata de la tercera exposición de artistas de renombre internacional que alberga CVNE, tras acoger las obras de Eduardo Chillida en 2014 y las piezas de Cristina Iglesias en 2015.


Haro, 19 de enero de 2016.- El vino vuelve a compartir protagonismo con la escultura en la bodega CVNE. Más de una veintena de piezas metálicas de Anthony Caro, uno de los escultores británicos más influyentes, podrán verse en la centenaria bodega desde el 16 de marzo hasta el 16 de octubre. Pero esta vez la exposición, bajo el nombre “CARO at CVNE”, no se limitará al interior de una nave, sino que invadirá también los exteriores de la bodega, creando un recorrido único entre arte, paisaje y vino.

Contemporáneo de Chillida y de Tàpies, Anthony Caro heredó su gran capacidad creativa de los constructivistas rusos, de Henry Moore, de quien fue asistente entre 1951  y 1953, así como de grandes artistas como Pablo Picasso, Julio González o David Smith, escultor que introdujo por primera vez la escultura en hierro soldado en los Estados Unidos e influyó de manera decisiva en su obra.

Caro se caracteriza por construir obras abstractas a partir de materiales industriales de desecho, dando como resultado grandes esculturas de planchas de metal, vigas, tubos de aluminio y piezas de acero soldado. A pesar de que Caro trabaja a menudo en acero, abarca una amplia gama de materiales, incluyendo bronce, plata, madera y papel.

El escultor revolucionó además el mundo del arte al eliminar el pedestal para reposar la
escultura directamente sobre el suelo e involucrar al espectador en el espacio de la escultura, además de introducir colores vivos en obras de acero policromado.

Al igual que en la bodega, Caro aprovecha los recursos disponibles y apuesta por el reciclaje de materiales para crear obras singulares, un proceso similar al que experimenta el vino. De la amortización de cada producto, tierra, uva, corcho… nace un elemento único, cada nueva botella de vino, un proceso que CVNE hace posible desde hace casi 140 años.


23 piezas dentro y fuera de la bodega
La muestra se compone de un total de 23 piezas de distintas etapas del trabajo del artista, desde sus primeras obras hasta sus últimas creaciones en las que se observan sus características piezas engarzadas. “CARO at CVNE” está formada por esculturas que pertenecen a la propia colección del artista y por otras obras cedidas por la galería londinense Annely Juda, que actúa como comisario de la exposición.

Las piezas estarán expuestas en el interior y exterior de la bodega formando un recorrido que abarca desde la Aldea del Vino, hasta los alrededores de la Casa Jardín con sus patios y zonas verdes. 

La entrada a la exposición mas visitas a la bodega tendrá un precio de 10 euros. Los horarios de visita serán ininterrumpidos de 10.00 a 18.30 horas de lunes a sábado y los domingos de 10.30 a 14.00 horas. Durante los meses de julio y agosto, el horario será de 9.30 a 16.00 horas.


Apuesta por el arte
Con esta exposición, CVNE consolida su apuesta por el mundo del arte. La bodega inició este camino en 2014 con la exposición “El viento que no vemos” del genial escultor donostiarra Eduardo Chillida. En 2015 fue la escultora Cristina Iglesias, Premio Nacional de Artes Plásticas y una de las artistas más internacionales de nuestro país, quien tomó el testigo con su exposición “Pozos”.


La centenaria bodega de Haro sabe a la perfección que el vino, como cualquier obra artística, es fruto de un intenso proceso de creación en el que adquieren protagonismo todos los sentidos. Los vinos, con sus colores, texturas y matices, despiertan un mundo de sensaciones y emociones, al igual que lo hacen las grandes obras de arte. CVNE seguirá cultivando esa pasión por el arte y el vino y acogerá anualmente en sus instalaciones exposiciones de artistas de renombre internacional.